La mascarilla juega un papel importante en la finalización de la pandemia

Un cambio estadístico en el que se contemple un levantamiento del confinamiento a nivel global debe ir acompañado de un uso mayor de mecanismos de control de la pandemia que aqueja a toda la población mundial, como podrían ser las mascarillas, o la vacunación para poder erradicar el COVID-19 lo antes posible y disminuir enormemente las posibilidades de un confinamiento.

Estas medidas según científicos en las universidades de Cambridge, de basan en la utilización de ecuaciones matemáticas para determinar la formula mas correcta de previsión ante distritos escenarios de propagación de este virus. Estas medidas de control se basan en el distanciamiento social a una distancia prudencial de 1 a 2 metros de distancia, de esta forma de puede disminuir el numero de partículas del virus entre las personas. Otro método de precaución vital es el uso de la mascarilla y el lavado correcto de manos.

Estas medidas son aquellas denominadas como “no espaciales”. Por otra parte, existe una categoría de medidas de prevención denominada como “espacial” que se basa en el cierre de establecimientos, locales, y otros establecimientos de alta concurrencia donde es muy probable que la propagación del virus se vuelva más exponencial.

Este nuevo modelo matemático sugerido por los científicos, prueba diferentes métodos de prevención entre si para ubicar la mejor forma de protegerse dentro de esta pandemia para acabar con el confinamiento lo las pronto posible. Y, se ha determinado que el uso de la mascarilla y el lavado de manos es lo que más nos ayudaría a detener la pandemia de la forma mas rápida, o al menos, a obtener mejores resultados disminuyendo el aumento constante de casos de contagio respaldado por el programa de vacunación pertinente de cada país. Tomando en cuenta, que este modelo también contempla el estado económico al que se ajusta cada país.